martes, 19 de agosto de 2008

SITUACIONES


Estábamos en el departamento de una amiga. Algunos eramos amigos y otros conocidos.

Después de tomar unos fernet y comer algo, siempre escuchábamos música.

Había unas amigas de Feli y queríamos hacerle la pata a un amigo nuestro con una de ellas, entonces se nos ocurrió antes de salir bailar unos lentos.

Todos formaron pareja, se apagaron las luces. Tato y yo quedamos para el final teníamos una relación cordial pero no pasaba nada más que eso y como dos adolescentes nos miramos y no nos quedo otra que bailar. Después de unos temas nos fuimos a ese lugar llamado "Cielo y Girasoles".

Tato y yo quedamos para el último en la "acomodada" de los taxis.

El taxista se veía poca onda. Íbamos hablando de cosas de "colgados", nunca habíamos tenido una conversación a solas; creo que yo me sentía un poco tímida porque había bailado lento con él quizás a Tato le pasaba los mismo... o me parece a mi porque nos habíamos fumado unos pitillos tabaco fantasía.

A pocos metros de nuestro destino, el chofer dijo que no tenía cambio y nos reputeo, Tato todo un caballero le dio el billete y el tipo antes de llegar estacionó el auto y se bajó. Tremenda situación, yo no sabía que hacer y seguíamos hablando entre nosotros sentaditos, nerviosos por separado como distrayéndonos para no levantar sospechas uno ante otro. En eso vimos a un amigo nuestro y desde adentro lo llamábamos pero no nos entendía saludo con la mano y pasó nomas.

Después de un rato largo, el taxista se había bajado para pedir cambio a otro taxista; cuando descendimos del auto empezamos a cagarnos de risa al contarnos todo lo que se nos había pasado por la cabeza : cosas como que el tipo quería parar a un patrullero porque nos veía raro o que el chabón era como el de la película "El coleccionista de huesos" y más.

Cuando llegamos al bar donde estarían todos ya había cerrado. El caballero Tato me acompaño a la parada del colectivo y me fui.

Ahora te cuento Tato que me arrepiento de no haberte partido la jeta de un beso porque bien lindo que siempre fuiste.

La canción que acompaña a esta remembranza es de Chet Baker, en realidad elegí esta historia como excusa para poner a este tema. Porque si bien el relato no se destaca lo salva el tema.

15 comentarios:

el_iluso_careta dijo...

EL TEMA ES EXQUISITO...
EL RELATO TAMBIÉN...ME GUSTÓ QUE ES ATEMPORAL...

*Mariposita* dijo...

Es verdad...

buen relato,, pero de verdad pasa esto en tan poco tiempo? jajaja

mando saludos!

pase si gusta!

Tato dijo...

Hola Elena, ¡¡¡mirá de lo que te venís a acordar!!!! Yo me acuerdo nomás de la espera en el taxi y que no sabíamos si nos había tocado Jack el destripador de tachero, o efectivamente el mostro andaba sin caja chica. Y también de la espera en bondi, momento tan particular en la querida Córdoba de aquellos años. No me acuerdo qué más hablamos, pero vos eras una ex novia en toda regla de un amigo con el que yo entonces tenía bastante relación, y yo manejo códigos. Buena historia, y por fin me hacen quedar como un caballero en un relato, qué joder...

el winco verbal dijo...

te equivocas Tato, al chico que le ibámos a hace la pata con una amiga de Feli era quien después sería mi novio. Hasta ese momento todos eramos amigos.
Asi que no te excuses de nada.

el winco verbal dijo...

otra cosa Tato, creo que vos fuiste el único que respetabas esos códigod escritos en el agua.
Que temple Tato!!. Encima re bueno sos.
Hubiera sido un secreto.

Tato dijo...

No es que me excuso, nomás pensaba que así eran las cosas. A lo mejor es que nos faltó la canción en la radio del tachero, no sé. El Feli seguro tenía lentos muy malos, ya el género estaba en decadencia, a pesar de su utilidad. Lo que lamento volver a comprobar es que siempre me entero tarde de las preferencias e intenciones femeninas, en este caso con años de retraso. Bue, a lo mejor si pasaba algo no se hubieran dado bola con el que después fue tu novio, andá a saber, fue lo que fue...

Tato dijo...

Ah sí, los códigos son escritos en el agua, pero todos los conocen bien, después que se hagan los boludos es otro tema. Yo los respeto porque si te jode cuando otro no lo hace con vos, con más razón hay que respetarlos. En fin, deberíamos abrir un blog sobre la Córdoba de aquellos tiempos, no sé si es muy distinta a la de ahora, yo llevo tres años fuera y me parece un siglo.

el winco verbal dijo...

Han cambiado Tato.
Hagamos el blog!

el winco verbal dijo...

No mejor no lo hagamos.
que queden esas vivencias sólo para nosotros.

bonito lunch dijo...

excelente relato!
y el tato es un amor, se lo digo yo que soy re macho.

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Primero, cuando empezé a leer el relato, dije: "Puta madre, que lindo esto". Después, cuando leí eso de que le quisieras haber partido la boca de un beso me hizo recordar dos cosas:
1- Una situación similar que viví.
2- Que siempre é querido ser tratado así por una mujer.
Y por último pensé: "que lindo sería que Tato lea esto".
Cuando abrí los comentarios y vi que Tato lo leyó, no se porque sentí satisfacción. No se porque.

Saludos Win!

Como siempre muy copados los relatos!


ChaPa ((( 22 )))

rantifusa dijo...

No se porque este tema me hace acordar a la película esa de cuando Harry conoció a Sally y a ellos dos en el autito y después paran ahí en restorán y ella hace toda una escena de como quiere que le traigan la comida.. capaz también ahora relacioné por la acomodada en el taxi.. je no shé..
Pero está re lindo.. las dos cosas.. la historia no es menos que el tema.. ni ahí..

Estaría bueno también saber que pensó el taxista no? Mirá si tiene blog.. je.. no creou..

Y mi hermana me contó que en el planetario de Buenos Aires querían hacer una noche de lentos.. o sea que si se vuelvea haer podés ir con Tato y recrear el momento y no hacer la gran Los puentes de Madison y re aprovechar el momento con Tato! Obvio que tienen que ir hasta Bs As en taxi, sino no cuenta.. jajaj no.. puede ser en micro.. y bueno sino volver a recrear ese momento.. porque nou!

Un abrazo! Y perdón mi colgadera. "Si no va en su colgadera.."

Besote!

rambla

rantifusa dijo...

Tato es un Mister.

el winco verbal dijo...

jajaja. si lo es.

Tato dijo...

Che, qué gente sana y tan amable los que comentan en este blog... Ya esperaba yo los "ehhh, vieja, cagón, era mucha mina para vos" o "andá, gilastrún, seguí durmiendo nomás". Lo de si soy un Míster no la cazo, no sé si se refiere a "Un señor", como dijo un cronista de la tele, emocionado, refiriéndose a Bono, cuando estuvo con U2 en Argentina. Quiso decir algo así como: no es un pelilargo drogadicto que habla giladas, es UN SEÑOR. Bono creo que no dijo mucho, pero capaz que el cronista ya tenía pensado su speech.
En España le dicen míster al entrenador de fútbol. Eso no soy.
Bueno, no tiene nada que ver con el post. Los lentos nunca me fueron demasiado, todo dependía de cómo llegaras en las pruebas clasificatorias, pero es indudable que te allanaban el camino.... Me acordaba ayer porque estuve en un festival electrónico, viendo a un tal Carl Cox. Iban tres horas de punchi punchi y le hice el chiste a una mina: ¿Ahora vienen los lentos, no? Reírse, lo que se dice reírse, no se río. Merda, que cambian las costumbres de la muchachada.