lunes, 9 de mayo de 2011

CIERRO PORQUE TENGO QUE ESCUCHAR MÁS MÚSICA...



Una despedida es de la manera que uno la realiza.
Desde hace un tiempo que la fluidez de redactar este blog se hace cada vez más escasa.
En el transcurso de este peregrinar por el jazz, me he encontrado con unas de las cosas más maravillosas: compartir una canción de jazz y dibujar matices en palabras para invitar a todo aquel a aventurarse...en sonidos.
Keith Jarret es un compositor que intervino en bandas como la de Miles Davis, heredando desde esa década del 70 tan eléctrica del jazz, su excentricidad.
The Köln Concert, grabado en Alemania en 1975, es un disco que te hace deslizar en latidos, expresividad vocal del mismo Jarret. Recorre instancias de gospel, blues y hasta clásico. No olvidemos que Jarret ha grabado discos interpretando obras de Bach, Händel y Mozat (además son también preferidos mios). Pienso que de allí debe ser la escuela de ese sonido que recorre tan nítidamente un sentimiento de vulnerabilidad, belleza, nostalgia...
Hace unos años que lo tengo entre esas reliquias, servibles para acompañar otro
momento a solas conmigo misma.
Un bello disco, de corazón se los digo.


Elena.

2 comentarios:

Francisco Bocco dijo...

No te detengas!
Beso!

Sebas Camargo dijo...

ooo bueno! que descansen tus oidos en la musica mas preciada
un gran saludo a tu winco!