martes, 8 de enero de 2008

LOS SUEÑOS, SUEÑOS SON

Era un viaje interestelar, nos perdimos camino al café, recuerdo que comenzo a levantarse viento, el cielo se puso tornasolado y subí a la azotea impulsada por el estado liviano (high) que llevaba puesta... tranquila.
El viento una vez arriba se ponía cada vez más bravo, el tiempo ya había transcurrido bastante, entonces te vi caminando por la vereda de en frente y te llamé, me viste y me dijiste que bajara. Cuando estuve cerca de vos me dijiste: - no te encontré ya me iba-.
- Justo cuando te ibas te encontré-.
La escena termina con ellos dos sentados en la vereda, pero después hay una mejor idea y termina con ellos dos sentados en un living escuchando CHAMELEON de Herbie Hancock, pero el café no va, hace calor.

2 comentarios:

Vic* dijo...

Un cafe no, definitivamente.
Cerveza, negra.
Esa es una buena alternativa.

Guantes De Lana dijo...

Que buen tema, y yo lo acompañaria con drink en ese misma vereda, nada de cafe si hace calor, un cosmopolitan o un maritini o tal vez algun aperitivo tipo cinzano.
Y mejo abajo acompañada que arriba con el viento fuerte solitariamente mirando la nada.
Besos totales y muchas gracias por las palabras en mi blog.