domingo, 27 de enero de 2008

FABIO ZERPA TENIA RAZÓN



La psicodelia no le pertenece a nadie, siempre vuelve al origen.
El funk tuvo su cuota colores, amalgamas de colores...
El viaje parecía interestelar, claro bajaban de una nave y el Dr. Funkestein era el capitán.
Quizas los más irónicos a la hora del espectaculo.
Cuentan que a principios de los 70, los chicos de color no los dejaban entrar en las discotekas, porque decían que sus afros, eran tan grandes que no dejaban transitar a las demás personas.
John Travolta bailaba con la música de los Bee-Gees y en la tele no había ningún swing, sin el negro informante de Los Aventureros...
Pero el ritmo blusy eran los genuinos FUNKADELIC, blusy con sintetizadores, bajo, guitarra, bateria, percusiones, voces, onomatopeyas, y brillo.
Saltar.

2 comentarios:

el winco verval dijo...

bLUSY se le denominó a la forma emergente del blues sólo que más rápido "a la mejor manera funk", esa era la frase, de allí el nombre.

Guantes De Lana dijo...

que grossos los funkadelic, me encanta el funk pero mucho, tiene ese nose que, george clinton.
Que bueno lo de blusy no lo sabia siempre aprendo algo con vos.
Besos totales