lunes, 7 de abril de 2008

UN STRASS EN TU SEXO


El funk es esa melodía conocida por un ritmo provocador y toque sexual.

Irreverente movimiento sensual que destelló los oídos. Lentejuelas y plateado hacían el contraste en pieles oscuras.

Betty Davis fue la diva que se comió la rudeza del mismísimo Miles Davis.

Con sólo escucharla nos damos cuenta de la imaginación salvaje de esta felina que con fuerza seguramente se adueñaba de las miradas de todos.

Envuelve y destroza, imagina con los oídos nene, mueve tus pies y dale fuego a las caderas. Contagiate de la noche y brilla ... pasa que con este ritmo dudo que opaques.

4 comentarios:

rantifusa dijo...

esto es posta.
no como ese funk berreta que pasan hoy en día.

esto es lo que andaba necesitando.. y bue un poco de talento de Miles Davis también.. pero todo no se puede!

un abrazo Winco.
no me olvido que prometí comentar este blog, estoy como q no puedo parar de pensar ideas y de pronto la máquina se cuelga, y vuelve a andar.. pero en la memoria del espiritu (no pensemos todo con máquinas rudas) tengo las ganas de postear sobre lo que vos posteás :)

un besote

rambla

oveja lanares dijo...

betty davis se comio a miles davis??
ajjaja que estomago
no me digas que engendraron a sammy davis? ajjajaja

perdon, ando asi, cuando se esta por cumplir mi jornada laboral patino bastante....aguante el funk y el discofunk tambien por ejemplo anita ward que maestraaaaaaaaa!

besos y gracias por pasar siempre!

el winco verbal dijo...

Rantifusa:
Si es funk!!. Greacias por tu cariño.

Oveja: Eso que se comió a Miles Davis es una cosa medio procaz que se me ocurrió, en realidad Betty Davis fue la esposa de Davis y dicen que tuvo mucho que ver en la elección de vestuario de jazzero y sí, se loo comio porque también se comenta que esta pareja era bastante vertiginosa para el trompetista y terminaron. Besos

bonito lunch dijo...

yo diría que el funk es un genero mas que una melodía.
de cualquier manera, es genial escuchar a funkadelic, parliament, bootsy collins etc.
ah a la davis no la escuche jamas.
saludos.